FILE - In this April 23, 2012, file photo Philadelphia Mayor Michael Nutter's purchases are scanned by a cashier at a ShopRite grocery story in Philadelphia. (AP Photo/Matt Rourke, File)

Los precios al consumidor se dispararon en el último año, el mayor aumento en cuatro décadas

Los precios pagados por los consumidores en Estados Unidos subieron un 7% acumulado a diciembre de 2021 respecto al año anterior, la tasa de inflación más alta desde 1982, indicó el informe del Departamento de Trabajo publicado este miércoles.

El reporte señala que el “Índice de Precios al Consumidor aumentó un 0.5% en diciembre después de subir un 0.8 % en noviembre” y que “durante los últimos 12 meses, el índice de (precios) de todos los artículos aumentó un 7.0%”.

Se trata de la muestra más reciente de los crecientes costos de los alimentos, la gasolina, el alquiler y otras necesidades continúan aumentando y sumando presiones financieras sobre la economía de los hogares.

“Los aumentos en los índices de vivienda y de autos usados fueron los que más contribuyeron al aumento de todos los artículos… El índice de alimentos también contribuyó, aunque aumentó menos que en los últimos meses”, apunta el informe.

En cuanto al área energética, se registró un leve descenso en diciembre “poniendo fin a una larga serie de subidas” registrando una caída del “0.4%o debido a que los índices de la gasolina y el gas natural disminuyeron”.

La inflación se disparó durante la recuperación de la recesión causada por la pandemia, ya que los consumidores aumentaron el gasto en bienes como automóviles, muebles y electrodomésticos.

Esas mayores compras han generado un ‘cuello de botella’ en puertos y almacenes y han acelerado una escasez de suministro.

La suma del índice de todos los artículos es la que da 7% en los 12 meses anteriores hasta diciembre 2021, “el mayor aumento en 12 meses desde el período que terminó en junio de 1982”.

Los precios de la gasolina también han aumentado, en parte porque los estadounidenses han conducido más en los últimos meses después de haber reducido los viajes y los desplazamientos al trabajo antes de la pandemia, indica un análisis de la agencia AP.

El aumento de los precios ha puesto en jaque las subidas salariales que muchos trabajadores han estado recibiendo, lo que dificulta las cosas especialmente a las familias de bajos ingresos.

Las encuestas muestran que la inflación ha comenzado a desplazar al coronavirus como una preocupación pública, lo que deja en claro la amenaza política que representa para el presidente Joe Biden y los demócratas del Congreso.

En noviembre hubo un aumento del 0.8% y un 6.8% de crecimiento anual, que ya era considerado de los más altos desde 1982.

Do you see a typo or an error? Let us know.
SHARE