Herencia Hispana (Credit: Noticias Wink)

Herencia Hispana: Juan Romero, pionero de la cultura del fútbol en Bonita Springs

Juan Romero llegó a Estados Unidos hace 30 años desde su natal México. En su país se graduó en ingeniería química, sin embargo la inseguridad, las pocas oportunidades de empleo y la contaminación ambiental lo impulsaron a aceptar la oferta de trabajo de Gargiulo Farms, quienes estaban contratando personas para que vinieran a Bonita Springs con visas de trabajo.

“Entramos a trabajar realmente a un campo de producción de tomate. Y lo que empezamos hacer, igual que todo el mundo, y cortar gitomates de las plantas de tomate, y llevarlas al camión, vaciarlas. Nos pagaban $0.25 por cada balde de tomate. Y cuando nos pagaban por horas, nos pagaban $3.25, realmente no nos alcanzaba ni para la comida”, cuenta entre risas Romero.

Con solo un año de casados, llego con su esposa Martha, y juntos enfrentaron las barreras del idioma, y la cultura. Mientras aprendian a hablar inglés, se enfocaban en la educación y disciplina de su hijo.

“Entonces en una visita que hicimos al parque vimos que estaban todos los niños jugando con sus maletas, su uniforme, todo muy bonito. Pero me llamó mucho la atención que solo eran niños americanos. Entonces pensamos que sería interesante que mi hijo pudiera poder venir a jugar fútbol y participar con el grupo. Entonces me acerque al entrenador y le pregunte ‘¿cuales eran los requisitos para inscribir a los niños?, ¿y cuanto costaba?, ¿y por qué no habían niños hispanos?’. Ellos me dijeron que que no había participación, estamos abiertos  para todos ustedes”.

Romero explica que en esa época los hispanos vivían en en lugares más rurales y no en las ciudades, como Naples o Bonita Springs. Siendo esta la principal razón de la poca participación de niños hispanos en estos torneos. Romero fue el encargado de cambiarle la vida a muchos de estos jóvenes.

“Le propuse yo al entrenador que si podía yo traer niños a jugar al equipo y ¿qué cuanto me hiba a costa?. Entonces el me dijo ‘mira tú encargate de traerlos, que nosotros le damos una beca para que participen y jueguen”.

 

“Entonces yo llenaba mi carro”, cuenta Romero mientras se le empieza a cortar la voz y sus ojos se llenan de lágrimas, “y traía a los niños, y me dio mucho gusto ver a todos esos niños jugar. Y me inspiró y dije ‘hay que traer más gente, tenemos que participar'”

Esas ganas de superarse y soñar, impulsaron a Romero a hablar con las autoridades de Bonita Springs y el Condado Lee para construir un campo deportivo. ” [Las autoridades] vieron la necesidad de la gente que viviendo en Bonita no tenía desarrollo deportivo y fue así como nos lograron apoyar”.

En el año 2007 organizó una liga de fútbol junto con Jay Arend, el alcalde de Bonita Springs en ese momento. Inaügurando así el popular torneo “Copa del Alcalde”. Romero actualmente tiene dos ligas de fútbol, una de niños y jóvenes entre 4 hasta 17 años y una liga de adultos.

De la mano de otros hispanos, como Baltazar Briseño y Melchor Briseño, Romero lleva adelante diferentes actividades deportivas en Bonita Springs. Ciudad donde el balón rueda con todo aquel que la visite. Con el deporte logró romper la barrera del miedo, gracias a este hispano orgullosamente mexicano, las familias latinas ahora tienen un espacio para disfrutar en familia.

“Somos gente de trabajo, somos gente con ganas de superarnos”, finalizó Romero.

 

Reporter:Gaby Romero
Do you see a typo or an error? Let us know.
SHARE